Prensa Ecosocialismo y Aguas / Caracas, 09.12.2015.- Venezuela quiere un acuerdo sobre cambio climático que sea justo, equitativo y que responda a los principios de la convención, en el cual se asuman las responsabilidades de quienes generan la elevación de la temperatura y que se apoye a quienes deban tomar medidas para contribuir con la solución de este problema que afecta a todo el mundo, afirmó el ministro del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas Guillermo Barreto, durante una conferencia de prensa efectuada en París.

Indicó que el acuerdo debe ser vinculante y diferenciado para que los países desarrollados, principales emisores de gases de efecto invernadero se comprometan a hacer cambios reales para evitar mayores daños al planeta Tierra.

Barreto cree firmemente que los países industrializados son los que desde hace muchos años realizan los mayores aportes de emisiones de gases de efecto invernadero, al tiempo que refirió que las naciones en vías de desarrollo son los que menos emiten fluidos contaminantes.

En este sentido, dijo que Venezuela ha venido trabajando de manera denodada para entregar su contribución, por eso en el año 2012 se hizo una ley que contiene planes de mitigación y adaptación, una estrategia para enfrentar el cambio climático.

Agregó que a pesar de no considerarnos responsables por el cambio climático, Venezuela trabaja con acciones concretas que incluyen programas de electricidad, deforestación, transporte, protección de áreas naturales. “De hecho tenemos el 17 por ciento de nuestro territorio bajo figuras de protección estrictas”.

La posición de Venezuela es que el acuerdo al que se llegue antes del 11 de diciembre de 2015, fecha en la cual finalizan las negociaciones, debe ser coherente con la premisa de salvar al planeta y que la meta a fijarse debe ser de por lo menos de 1, 5 grados centígrados y no exponerse a la posibilidad que la misma aumente entre 2,7 y 3, 5 grados, como pudiera estarse planteando en estos momentos.

Por otra parte, la embajadora de Venezuela en el Reino de Bélgica, Luxemburgo y la Unión Europea, Claudia Salerno, quien es una de las líderes del equipo negociador venezolano que encabeza el ministro Barreto, complementó diciendo que el equipo negociador facilitará la aprobación del preámbulo de la negociación, luego de que se aclaren algunos puntos, los cuales tomen en consideración diferentes circunstancias de los países, distintas capacidades o realidades, y hacer que todos los segmentos converjan con la multiplicidad de aproximaciones que se están planteando.

Salerno insistió, como se ha venido haciendo a lo largo de las negociaciones y desde hace mucho tiempo atrás que los llamados países desarrollados, quienes son responsables mayores de la situación del cambio climático que compromete a todos, son quienes deben asumir también las responsabilidades más grandes en la solución de este importante tema.

Prensa Ecosocialismo y Aguas / Marcos Tirado