Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Caracas, 16.06.2016.- Venezuela posee alrededor de 42% de su superficie con climas secos, de allí la importancia de la conservación en algunas zonas propensas a la desertificación, afirmó Saida Rivero, directora de Suelos del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), a propósito del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía.


Entre los estados propensos a este fenómeno se encuentran los ubicados principalmente en la zona norte costera del país como: Distrito Capital, Zulia, Miranda, Aragua, Carabobo, Lara, Táchira, Sucre y Falcón.

“Para nuestro país es de suma importancia este tema, porque estamos siendo fuertemente afectados por el fenómeno El Niño y la sequía que han disminuido el nivel nuestros embalses”, dijo Rivero.

Manifestó que el Gobierno Bolivariano ha avanzado en la lucha contra este flagelo, con medidas como la reducción del uso de agroquímicos sustituyéndolos por los biocontroladores para la producción de algunos rubros agrícolas.

Igualmente, Saida Rivero, acotó que en el país muchos estudiantes reciben formación en el área de gestión ambiental, y a la par se han desarrollado diversos movimientos ambientalistas. “La Misión Árbol ha cumplido un rol fundamental en la recuperación de las áreas degradadas”.

Desertificación tiene solución

Explicó Rivero, que la desertificación tiene la posibilidad de una recuperación viable y factible, no solo con técnicas sofisticadas sino desde la elaboración de abonos, en cambio la desertización es un proceso muy difícil de recuperar, es la fase terminal de la degradación de las tierras.

Así mismo, la servidora pública apuntó, que la deforestación, los incendios, procesos naturales de erosión y el uso de maquinaria pesada, son algunas de las causas de desertificación de los suelos.

Cabe destacar, que en el año 1994 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, para fomentar la conciencia pública sobre el tema, así como tomar acciones en aquellos países afectados ya sea por graves sequías, desertificación, o ambas.

Prensa Ecosocialismo y Aguas / Rayland Guirola