Con la llegada de la Revolución Bolivariana, en 1998, el servicio de agua potable en Venezuela dejó de ser un privilegio para convertirse en un derecho humano que actualmente llega a 96% de la población nacional. Esta realidad hoy contrasta con la cifra de 1999, cuando 55% de los habitantes en zonas de exclusión social carecían del servicio de agua.

Los esfuerzos por la reivindicación de este derecho fueron impulsados por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, y se han mantenido bajo la dirección del presidente de la República, Nicolás Maduro.

Así, entre 2001 y 2012 la inversión en agua potable y saneamiento de aguas en Venezuela fue de 8.870 millones de dólares, de acuerdo a cifras del antiguo Ministerio para el Ambiente.

Entre las obras ejecutadas en el mencionado período para garantizar el derecho al recurso hídrico se encuentra el aumento del nivel de tratamiento de las aguas, la rehabilitación de las distintas plantas potabilizadoras y la reparación de líneas de bombeo para fortalecer el rendimiento de los principales acueductos del país.

Desde hace más de cinco años el país superó las metas del milenio propuestas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el 2015, al hacer llegar el agua a la mayor cantidad de población posible. Sin embargo, el Gobierno nacional se ha propuesto ampliar el servicio y lograr una cobertura del 100%.

Para garantizar que el agua potable llegue a todos los venezolanos, el presidente de la República, Nicolás Maduro, llamó el pasado 7 de abril “a romper esquemas” en el tema hidrológico, tras la aprobación de recursos que impulsarán, a través del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, un Plan Integral de Agua para todo el país.

En total fueron aprobados 4.478 millones de bolívares y 128 millones de dólares. Para la primera etapa del plan, que comienza en el estado Vargas, en la costa del país, se destinarán 1.138 millones de bolívares y 29 millones de dólares.

“Si el problema del agua es un problema que afecta la vida en general, pero en particular aquí en el estado Vargas, así como en Falcón, hagamos lo que tengamos que hacer, rompamos esquemas, compañero Guillermo Barreto (ministro de Ecosocialismo y Aguas) para traer las más altas tecnologías y que al pueblo de Vargas no le falte el agua camarada, compañero”, manifestó el jefe de Estado en su programa En Contacto con Maduro número 25.

Obras para Vargas

Entre las obras para el estado Vargas en materia hidrológica que se ejecutarán a través del referido plan, el presidente Maduro mencionó la sustitución de la tubería Cerro Negro – Zamora, la sustitución de 1.200 metros de tubería de acero en la aducción Caracas- Litoral y la culminación de la aducción Camurí-Naiguatá.

Asimismo, se refirió a la sustitución de la tubería Tarma -Shangrila, la culminación del tendido eléctrico Puerto Cruz – Puerto Maya, que permitirá mejorar el suministro de energía eléctrica de la estación de bombeo Puerto Maya, y el incremento de la flota de camiones cisterna para fortalecer el suministro de agua potable a través de esta vía.

Sobre este último punto, el mandatario nacional especificó que con el Plan Integral de Agua se incrementará de 33 a 49 el número de camiones cisternas que distribuyen agua potable en el Litoral Central, para mitigar los efectos de la sequía y que, además, se sumarán siete nodrizas (camiones tipo cisterna) de Petróleos de Venezuela, de 26.000 litros de capacidad cada una.

Igualmente, en el Litoral Central serán instaladas plantas desalinizadoras para tratar el agua proveniente del mar y procesarla par el consumo humano. Este proyecto será ejecutado con apoyo de empresas chinas, que traerán la tecnología al país.

El mandatario llamó a que estas plantas desalinizadoras sean replicadas en otros estados costeros como Sucre, Delta Amacuro, Anzoátegui, Nueva Esparta y Falcón, para que todos los venezolanos tengan acceso al agua potable.

“Vayamos estado por estado atendiendo, resolviendo, trabajando”, recalcó Maduro.

La construcción de la presa en el río Maya, la sustitución de la tubería Maya-Picure, que consiste en el reemplazo de 45 kilómetros de tubería de acero de 36 pulgadas de diámetro, en la aducción Maya-Picure y la construcción de una planta potabilizadora de Chichiriviche también son obras que forman parte del Plan Integral de Agua para Vargas.

Por el pueblo y desde el pueblo

El presidente Nicolás Maduro, durante su programa En Contacto con Maduro, llamó a los ministros, gobernadores y alcaldes a prestar todo el apoyo para que el Plan Integral de Agua pueda ser desarrollado con eficiencia y cumplir así, definitivamente, que el servicio llegue a todos los rincones del país.

“En el espíritu de Chávez auto exijámonos, y que nos duela el pueblo, nos tiene que doler el pueblo. No puede ser que sea lo mismo que el pueblo tenga agua, o no tenga agua, no puede ser, no, tenemos que avanzar en un plan revolucionario, bien dinámico, bien integral”, instó.

“Rompamos la indolencia de los burócratas y los tecnócratas, hay que romperla camarada. Nosotros no estamos aquí para caerle bien a nadie. Los ministros están para exigir y auto exigirse, y hablarle y templar a quien haya que templar”, llamó.

En ese plan, el jefe de Estado destacó la labor del poder popular, el cual se ha organizado a través de las Mesas Técnicas de Agua para dar respuestas eficaces en el abastecimiento de agua potable.

Más de 9.000 Mesas Técnicas de Agua se han conformado en todo el territorio nacional, reseñan datos del antiguo Ministerio para el Ambiente, actualizada en marzo de 2014.

A través de esas Mesas, integradas por hombres, mujeres y jóvenes comprometidos con la búsqueda de alternativas que mejoren la administración del servicio de agua, el poder popular ha logrado ejecutar proyectos en beneficio del colectivo.

Así, las Mesas Técnicas de Agua han logrado consolidarse como la mejor relación entre gobierno y pueblo para lograr que el agua potable llegue cada vez a más venezolanos.

Jaime Arias Vides / AVN