Como una respuesta a la sequía que afecta el suministro de agua en los embalses del estado Zulia, el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, conjuntamente con la Hidrológica del Lago (Hidrolago) y Pdvsa, plantearon el trasvase de agua del embalse Manuelote hasta Tulé, ambos ubicados en el municipio Mara del Zulia.

Los trabajos, que se han desarrollado en tiempo récord, beneficiarán a 2,5 millones de habitantes de cinco municipios, que actualmente se mantienen con un esquema de suministro de agua por tubería de 36 horas con agua y 108 sin el servicio.

Durante una inspección que realizó la semana pasada el titular de Ambiente, Miguel Rodríguez, informó que ya los trabajos están en su etapa final, por lo que para hoy se trasvasarían 5 mil litros de agua por segundo desde Manuelote hasta Tulé, para después distribuirlos a la población con el mismo sistema de racionamiento que se ha mantenido hasta ahora.
OBRA

Instalar la balsa-toma con cuatro bombas permitirá restituir de manera mecánica el trasvase, que ante la falta de lluvia dejó de hacerlo de manera natural. “Estamos por debajo de la cota”, sostuvo.

Actualmente Manuelote tiene dentro de su estructura 40 millones de metros cúbicos de agua utilizable, que puede aprovecharse, potabilizarse y enviarla a las comunidades por el acueducto. “Hemos hecho todo lo que le prometimos al pueblo”, aseguró el ministro.

La inversión de todo el trabajo que se adelant en los embalses es de 40 millones de bolívares, ya que para instalar la balsa-toma que fue construida por Pdvsa se debió instalar una acometida eléctrica que antes no existía. Esa energía viene desde Carbones del Guasare; son aproximadamente 2,8 kilómetros de tendido eléctrico. “Sin energía no podríamos colocar la balsa”, enfatizó Rodríguez.

Además de las cuatro bombas que se instalarán a la balsa, hay cuatro bombas más de respaldo, así como una generación eléctrica para casos de emergencia.

Para garantizar el éxito del trasvase también se instaló una tubería desde los embalses hasta la balsa y un muro para evitar que el agua se devuelva.

Por otra parte, continuó el ministro de Ambiente, se restituyó la tubería de Tulé 1, que se encuentra en periodo de prueba.
OTRAS MEDIDAS

El servidor público recordó que desde hace semanas trabajan con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en la eliminación de las tomas ilegales.

Hasta la fecha se han eliminado 723 tomas no autorizadas: “Esto nos ha dado una mayor disponibilidad de agua y nos ha permitido mejorar la aducción de la petroquímica El Tablazo y al municipio Miranda”, apuntó.

El programa Guardianes del Agua, que se implementó para alertar a las comunidades sobre la situación de sequía y escasez de agua, ha permitido abordar 16 parroquias y a más de 50 mil habitantes que han entendido la crítica situación de agua que tiene el Zulia.

“El pueblo zuliano ha entendido que las razones son solo climáticas. Eso no significa que la gente no esté molesta, pero están entendiendo”, destacó.

Otra estrategia para mitigar los efectos de la sequía en las comunidades y la red hospitalaria es la incorporación de 36 camiones cisternas, muchos de ellos de gran capacidad. “Ningún hospital se ha paralizado, han mantenido sus niveles”, sostuvo Rodríguez.

EQUIPAMIENTO PARA LOS POZOS

El ministro Miguel Leonardo Rodríguez agregó que, con la obra del trasvase, la disponibilidad de agua aumentará hasta finales de octubre o principios de noviembre.

Recordó que se ha hecho un esfuerzo para la rehabilitación de pozos, lo que aporta unos 5 mil litros de agua por segundo. “Ya pronto llegará el equipamiento para rehabilitar más pozos”, dijo.

En relación con el embalse Tres Ríos, ubicado en la Sierra de Perijá, el ministro aseguró que las reservas aumentaron unos dos metros: “Aunque ha llovido sigue siendo muy poco, lo bueno es que los cauces ya no están secos”.

Finalmente, agregó que seguirán contando con el buque de la Armada para el traslado de agua, que permite que los camiones se llenen sin necesidad de gastar el agua de los pozos.

Correo del Orinoco