“Para evitar que se pierda el agua en las calles de la ciudad de Maracaibo se han articulado una serie de acciones sancionatorias para los clientes o suscriptores del servicio de agua potable y saneamiento que desperdician el vital líquido, dejando que este corra como ríos en las vías, provocando el deterioro de las mismas”, así lo expresó Freddy Rodríguez presidente de Hidrolago.

Las sanciones que se están aplicando en los conjuntos residenciales y comercios donde se detecta una fuga de agua potable es la suspensión inmediata del servicio (aunque este al día con el pago) y la aplicación de multas por “Infractor” con la consecuente cancelación de 10 unidades tributarias en residenciales y en comerciales dependerá de la actividad del establecimiento y dimensión de la fuga. En estos casos la penalización señala que tirar agua a la calle es un atentando contra el patrimonio público.

Cuando las cuadrillas de la hidrológica zuliana, acuden a atender una denuncia de un bote de agua se encuentran que la causa del derroche es una manguera abierta, un tubo goteando, el flotador del tanque de almacenamiento de agua está dañado, herrajes de los sanitarios en mal estado, entre otros.

En este plan de multas o sanciones participa la Intendencia de Maracaibo, efectivos de seguridad pertenecientes al Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia, cuadrillas de mantenimiento de Hidrolago y los consejos comunales de la zona, apuntó Rodríguez.

El presidente de Hidrolago recomendó a los usuarios del servicio de agua a retomar el comportamiento ciudadano ejemplar del año 2014 donde dos millones 500 mil habitantes de los municipios Mara, Almirante Padilla, Miranda, San Francisco, Maracaibo y Jesús Enrique Lossada se sumaron a la campaña “Cada Gota Cuenta” que tenía como objetivo fundamental preservar las reservas en los embalses Tulé, Manuelote y Tres Ríos a través del uso racional y eficiente del servicio de agua potable.

Prensa Hidrolago