Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Iclam / 11.05.2017.- Un grupo de 15 trabajadores de la empresa Servicios Químicos Petroleros C.A. (Serquimpetca), participó en la charla educativa ambiental “Ser Lago, sentir verdadero” que imparte el Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Iclam), adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), con el fin de promover una cultura ambiental basada en la recuperación del reservorio de agua dulce.

Esta actividad forma parte del programa de formación que desarrolla esta empresa 100% venezolana, ubicada en el Km. 12, vía Perijá en el municipio San Francisco del estado Zulia.

Conociendo el lago

Marcos López, técnico ambiental de la Gerencia de Intercambio y Promoción de Saberes Ecosocialistas del Iclam, explicó que este instituto basado en sus múltiples investigaciones, desarrolló un multimedia educativo para exponer a la colectividad, de manera didáctica, qué está pasando en este espejo de agua y cuáles son las recomendaciones más acertadas para trabajar en pro de su recuperación.

Sobre el tema de la contaminación, señaló: “Todo lo que hacemos en la Cuenca repercute directamente en el Lago de Maracaibo. Por ejemplo, los estados andinos poco se identifican con el Coquivacoa, pero su actividad agrícola, doméstica e industrial sí afecta directamente al lago, porque a través de los ríos desembocan múltiples contaminantes que contribuyen a su deterioro”.

El facilitador hizo insistencia en el lema “lo que se quiere, se defiende” y por ello, es importante conocer este ecosistema conformado por una Cuenca que abarca un total de 121.823 kilómetros cuadrados de territorio y que lo componen los estados Táchira, Mérida, Trujillo, Lara, Falcón y Zulia, incluyendo el Norte de Santander en Colombia, lo que hace que sea una Cuenca Binaciona”.

El ambiente cuenta

José Molero, trabajador de la Gerencia de Recursos Humanos de Serquimpetca, expresó que es importante que sus trabajadores discutan el tema ambiental porque sus actividades las desarrollan en espacios vulnerables.

“Nuestro propósito es disminuir el impacto ambiental y cuidar a las comunidades que nos rodean”, puntualizó.

Trabajadores que se identifican con el lago

“Ahora vemos el Lago de Maracaibo muy diferente”, dijo Molero. “Más allá de ser un ícono cultural, hoy pudimos conocer cuáles son los factores que influyen en su contaminación y qué podemos empezar a hacer para aportar en su recuperación. La educación y el cambio de cultura ambiental forman parte de esta tarea”.

Isaías Barrueta, operador de campo, comentó: “Esta charla nos permite tomar conciencia y nos damos cuenta que existe un recurso natural que debemos visualizar de otra forma, porque a lo largo de los años hemos vivido de espaldas al Lago de Maracaibo”.

La formación continúa

Este segundo grupo de trabajadores conformado por 15 personas participará en la Cátedra Libre de Educación Ambiental que imparte el Iclam. Este taller intensivo tendrá una duración de 16 horas académicas.

Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Iclam / Katherine Marín

Contacto / ecosocialismoprensa@gmail.com