Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Caracas, 28.01.2016.- En la construcción de un nuevo modelo socioproductivo, y como parte de una alianza estratégica entre el Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea) y el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (Mppc), se realizó el Primer Taller para la Conformación de Red Nacional de Ecoproductores en el país.

Al encuentro, en el Centro de Documentación y Divulgación Ambiental (Cediamb), se dieron cita cultores populares integrantes de la Red de Arte, que elaboran piezas artesanales, como carteras, llaveros, cuatros, entre otros acabados y cuya materia prima son productos naturales como: fibras vegetales, pieles y madera. Así como, especialistas en diversidad biológica, patrimonio forestal, vigilancia y control, permisería, etc.

El presidente de la Fundación de Ambiente (Fundambiente), César Aponte, resaltó la labor conjunta que viene realizando desde 2015 con el Centro Nacional de Artesanía, con la finalidad de proveer mecanismos más expeditos para la adquisición de los insumos normados dentro del marco jurídico derivados de la fauna o flora.

“La idea es crear mecanismo para garantizar el acceso directo para cumplir sus requerimientos, los cuales están regidos por un conjunto de leyes ambientales, incluso de carácter internacional”, explicó.

Comentó sobre la búsqueda de nuevos relaciones de trabajo, de manera que “no sean tratados como los grandes industriales de muebles u otros productos elaborados con madera, principalmente para la construcción de instrumentos musicales tales como: cuatro, bandola, guitarra, etc”.

“Es el inicio de la creación de la red de productores ecosocialistas que nos permita avanzar hacia la construcción del nuevo modelo ecosocialista llamado a acabar con el rentismo petrolero e incentivar la producción nacional dentro de una relación armonía con la naturaleza y respetando sus ciclos naturales”, acentuó.

Propuestas artesanales socioproductivas ecosocialistas

Jesús Mújica integrante de la Fundación de Artesanía, dijo que “la intención es crear mesas técnicas para desarrollar proyectos concretos en los distintos rubros en función desarrollar propuestas concretas viables y endógenas atendiendo el llamado del presidente Nicolás Maduro Moros, con la promoción de proyectos socioproductivos para enfrentar la denominada guerra económica”.

En esa misma línea, Luisa Elena Mota, cultora con productos de reuso, expresó su expectativa con relación a incentivar la producción nacional desde la conciencia ecológica. “Actualmente trabajo con tripas de cauchos, material altamente dañino para el ambiente, el cuales pueden perdurar de 800 a 1.000 para descomponerse”.

Detalló que elabora un gama de productos que van desde morrales, carteras, chalecos, cinturones, correas, entre otros. “Desde nuestro oficio tenemos la responsabilidad de construir el país potencia, la Venezuela productiva en todos los niveles”, afirmó.

Otro de los artesanos, Juan López, cuya materia prima es el cuero, habló sobre “un proyecto de curtido de piel de pescado, tomando en cuenta el potencial de recurso proveniente de los 2.000 kilómetros de costas venezolanas”. Agregó que “las especies se desarrollan bastante grandes y se le puede sacar bastante provecho”.

Del mismo gremio de artistas del cuero, Luís Piña trajo la propuesta de “formar a los productores de ganado en la producción de pieles, especialmente en los estados Lara y Falcón, para que sea pueda aprovechar en su totalidad el animal, bajo los parámetros ambientales”. Destacó la necesidad de “crear una cultura socioeconómica empleando materia prima nacional y no proveniente del extranjero”.

Programas de aprovechamiento sustentable de biodiversidad

El director General de Diversidad Biológica del Minea, Lenin Parra, manifestó su intención de “iniciar la cadena productiva desde los zoocriaderos, con doble propósito, es decir, para aprovechar su carne y piel”. Señaló los programas de desarrollo sustentable que adelanta la cartera ecosocialista para las especies de chigüire y baba.

Anunció sobre la instalación de un primer zoocriadero comunitario piloto en Carabobo, en conjunto con la red agroecológica de diversidad biológica, donde ya se tienen enlaces con las primeras empresas encargadas del procesamiento de la piel para fines industriales así como para que los artesanos populares puedan acceder a ella.

 

Prensa Ecosocialismo y Aguas/Edwards Mendoza

Fotografías / Sttivalia Martínez