A través de las gestiones entre Hidrocapital y el Consejo Comunal Tacarigüita La Puya, se construye un nuevo acueducto en esa comunidad rural de 3.000 habitantes, ubicada en el municipio Brión del estado Miranda, la cual comenzó a tener fallas en el servicio de agua potable a medida que fue creciendo la población.


Actualmente, reciben el suministro del vital líquido por tuberías de forma intermitente en períodos distanciados desde el dique toma Capaya.

Yamisay Galindo, madre de tres hijos, con 32 años viviendo en la comunidad, cuenta lo que tienen que hacer los habitantes de este populoso sector barloventeño para satisfacer los requerimientos de agua en sus hogares. “Cargamos agua del río, del manantial y de los sectores aledaños. También, llenamos de los cisternas de la alcaldía, Corpomiranda, Hidrocapital y de los privados”. Indicó que en los particulares llegan a gastar hasta Bs. 3.000 mensuales.

De esta necesidad surge la motivación para la organización comunitaria, que en alianza con Hidrocapital diseñó las adecuaciones técnicas y la ampliación del acueducto, que incluye la perforación de un pozo profundo, instalación de dos mil metros de tubería y la construcción de las tomas domiciliarias.

La inversión que el Gobierno Bolivariano hizo fue de Bs. 2.800 millones transferidos al Poder Popular, para la elaboración de este proyecto comunitario que promete solventar las necesidades del servicio de agua, y que para la fecha el plan presenta 55% de avance.

Al servicio del pueblo

Emilio Monterola, enseña a los jóvenes sobre la fabricación y el toque del tambor en Tacarigüita, donde vive desde hace 44 años. Destaca la importancia de la participación para lograr cambios que mejoren la vida de la gente “a través de la conformación del consejo comunal nos capacitamos, conseguimos las mejoras para la comunidad, como decía el Comandante Chávez, organícense y tendrán todo. Aquí mandamos nosotros organizados, participamos, viene la empresa y no quedamos en el limbo, conocemos todos los detalles del proyecto”.

“Estamos agradecidos con Hidrocapital que nos dio el apoyo. Sin agua no tenemos desarrollo, en Tacarigüita estamos motivando a la juventud a trabajar la tierra, a involucrarse en mantener la identidad del pueblo para sembrar valores de trabajo y de lucha”, indicó Monterola, promotor social desde hace 10 años.

“Me siento alegre y orgullosa por la dicha de pensar que al fin vamos a tener agua, saber que vamos a llegar a la casa y abrir el chorro para bañarnos, sin tener que salir a cargar con el tobo”, puntualizó Yamisay Galindo.

Prensa Hidrocapital