Con profunda alegría niñas y niños que habitan en los márgenes de la cuenca del Río Cuira, en el municipio Acevedo del estado Miranda, recibieron un juguete en esta Navidad, como parte de las iniciativas impulsadas por el Gobierno Bolivariano a través de Hidrocapital, con miras a asegurar el Vivir Bien de las familias que han cedido sus valiosos espacios para la construcción del proyecto hidráulico Tuy IV.

En dos emotivas jornadas, en vísperas de Navidad, un grupo de trabajadoras y trabajadores de distintas áreas de la hidrológica se trasladaron a El Jobito y San Rafael de Cuira, respectivamente, para llevar a estas distantes comunidades hermosos e ingeniosos juguetes elaborados con amor por artesanos venezolanos, para la diversión y aprendizaje de estos niños y niñas de la Patria.

Zarandas, trompos, rompecabezas, muñecas, yoyos, perinolas dobles y juegos didácticos en madera fueron algunos de los obsequios entregados a niñas y niños de la cuenca del río Cuira deseándoles unas Navidades Felices.

El primer día 150 pequeñines de El Jobito, Boca de Paria y Crucecitas fueron favorecidos con la entrega de juguetes que se realizó en la Escuela Concentración Estadal N°24 El Jobito.

En ambas jornadas participó un grupo de trabajadores y trabajadoras de las distintas unidades, Vicepresidencia, Comercialización, Consultoría Jurídica, Imagen, Servicios Generales Fortalecimiento del Poder Popular articulados como un solo equipo.

jobito04

Al respecto, María Urquiola, dijo sentirse emocionada de ver tantos rostros felices, “el Gobierno Bolivariano ha querido darles un detalle hecho con mucho cariño, pensando en ustedes, para que jueguen y aprendan. Son juegos didácticos que serán de utilidad, adaptados a sus edades, nivel de aprendizaje y motricidad”.

Un regalo en Navidad

Carmen Figueredo, habitante de El Jobito y docente de la Concentración Estadal N° 24, con 20 años de servicio, definió la actividad como positiva, “me pareció excelente, es una comunidad muy alejada, para los niños es como un vasito de agua fresca porque hay familias que son de bajos recursos y no tienen cómo comprarle un juguete a sus niños”.

Por su parte Azucena Bandres, habitante de El Jobito y madre de 4 niños agradeció la actividad “me parece perfecta esta entrega de juguetes, siendo esta una comunidad que escasamente era tomada en cuenta, tengo 4 niños y todos recibieron regalos”.

Para Jorge Gerdel, de Boca de Paria,“Me parece un gesto muy bonito para los niños y niñas, sobre todo porque es algo natural, una artesanía de nuestro país, muy bonito y chévere este gesto”.

Asimismo, Jeyson López de 11 años de edad, quien recibió una perinola doble se mostró feliz y agradecido, “me parece un juguete muy curioso, no lo conocía, es muy divertido” dijo a la vez que deseó para “todos los niños y niñas las mejores navidades y mucha paz”.

En la segunda jornada se entregaron juguetes a las niñas y niños de El Café, San Rafael, Boca de Macanilla, Taguay y La Mona.

Y un pensamiento de hermandad va germinando en corazones de niños, jóvenes y adultos, pues gracias a la entrega y solidaridad de estos pequeños productores de la margen del río Cuira y que, desde sus parcelas hacen grande a la Patria con sus quintales de cacao y sus sacos de café, hoy hacen un esfuerzo mayor con el sacrificio de sus tierras para que más de 6 millones de habitantes del Distrito Capital, Miranda y Vargas se abastezcan de agua potable. Por ese sacrificio, el Gobierno Bolivariano, a través de Hidrocapital, entrega este sencillo gesto cargado de emoción, como símbolo de la unión con el Poder Popular para la construcción de la felicidad colectiva, tarea que les dejara encomendada el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías .

Prensa Hidrocapital