Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) /Caracas, 02.02.2016.- El ministro del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velásquez Araguayan, se reunió este jueves 02 de febrero con los integrantes del Comando Nacional Unificado de Prevención y Combate de Incendios Forestales, como parte de la agenda de trabajo para el control y prevención de quemas forestales en el país.

A través de una videoconferencia, desde el Puesto de Comando de la Comandancia General de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el titular de la cartera ecosocialista, interactuó con los diferentes comandos distribuidos en los 24 estados del territorio nacional, con la finalidad de ofrecer las líneas estratégicas del año 2017.

Asimismo, el ministro hizo hincapié en el trabajo en equipo para poder alcanzar las metas. “Necesitamos conocer las necesidades al detalle, es decir un solo equipo, luchando por un solo objetivo”, sentenció.

En este sentido, explicó que el plan está estructurado en diferentes ámbitos, uno de ellos es la fase de prevención de incendios, al considerar que “99% de los incendios forestales son provocados por el factor humano”.

“La etapa de prevención debe estar primeramente en un abordaje comunitario”, expresó, al tiempo que indicó la importancia de involucrar al Poder Popular en las labores.

“Tenemos que realizar reuniones con las vocerías comunales y realizar campañas educativas”, añadió.

De esta manera, Velásquez Araguayan destacó sobre la necesidad de trasladarse a las escuelas y las comunidades para darles palabras orientadoras. “Debemos realizar visitas casa por casa en aquellos lugares cercanos a parques nacionales y zonas frecuentes de incendios forestales”, dijo.

Adicionalmente, giró instrucciones sobre una fase de divulgación, “es importante la formación y sensibilización de los documentos y materiales para generar conciencia en los venezolanos”, sostuvo.

“El mejor incendio es el que no se combate, pues la intención es minimizar los porcentajes de incendios”. Indicó que “en 2016 fueron más 23 mil hectáreas que se quemaron y 15.000 ocurrieron en parques nacionales”.

Sobre la fase de Supresión, relacionada con los trabajos de mantenimiento de cortafuegos, el ministro señaló que es necesario orientar a los agricultores sobre el tema, puesto que “muchos de los incendios forestales son producto de la quema indiscriminada”.

Velásquez Araguayan encomendó la tarea articular con los mecanismos de emergencia como el VEN/911/171 para determinar cómo se establecerán los reportes de los incendios forestales. “Lo ideal es que a través de los entes autorizados diariamente podamos conocer los incendios registrados y los más importante cómo están siendo controlados”, manifestó.

En cuanto a la etapa de requerimientos, debe existir la posibilidad de “realizar un acompañamiento en esta tarea de altísimo riesgo, como uno de los objetivos del Comando Unificado, siguiendo los lineamientos del Presidente Obrero, Nicolás Maduro Moros, para que nos les falte nada”.

Explicó que de acuerdo a la magnitud del incendio, una vez activados los combatientes de las llamas, se llamaría a los helicópteros hasta llegar a la supresión total de incendio forestal.

Por otra parte, precisó sobre la necesidad de establecer un registro único de los incendios forestales de tal manera de tener una información precisa.

El ministro indicó sobre una fase de recuperación a través de la Misión Árbol junto al voluntariado, y donde los infractores de la ley sería los primeros llamados a la reforestación.

“Cuando quemamos un área verde, estamos destruyendo la naturaleza”, manifestó. También esta tarea incluye la protección de las cuencas hidrográficas, afectadas por la quema y tala indiscriminada.

Vale destacar, que en el encuentro estuvieron presentes: el viceministro de Gestión Ecosocialista del Ambiente, Renzo Silva; la presidenta de Inparques, Angélica Romero; el presidente del Inameh, José Gregorio Sottolano; y el al segundo comandante General de División Giuseppe Cacioppo, entre otros funcionarios.

 

Prensa Ecosocialismo y Aguas/Edwards Mendoza
Fotografía/ Pedro Delgado