Prensa Ecosocialismo y Aguas / Caracas, 26.11.15.- Durante un taller sobre el Uso Racional y Eficiente de la Energía Eléctrica, que se realizó en el Centro de Documentación y Divulgación Ambiental (Cediamb), ubicado en la Plaza Caracas, el ministro del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto, expresó que “este encuentro es bien importante ya que va más allá de las normas establecidas para el control de la energía”.

El titular del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), refirió que en materia de ahorro energético se trata de una convivencia que no solo trasciende a lo diario, sino que se divulga a la civilización para cambiar ese modo de vida del capitalismo que implica consumo y producir mucho para vender y comprar más. Todo esto con el fin de que aumente el consumo permanentemente que surge a raíz de la extracción de los recursos de la tierra, es decir del petróleo, de los minerales, del oro, plantas, animales y especies.

“Estamos en esa carrera desenfrenada de sacar más provecho de la tierra. Es obvio que en algún momento todo se va a acabar. Pero para eso está pensando este ministerio ideado para generar las bases que transforme a la sociedad con un mejor modo de vida”, explicó Barreto.

Igualmente, el Ministro resaltó que no es una tarea fácil que se logre porque se estaría irrumpiendo en una sociedad que tiene un modo dominante. “El capitalismo sigue siendo dominante y nosotros estamos irrumpiendo allí para cambiar a la sociedad. Nosotros y otros, afortunadamente, para poder trascender en la forma en que vemos a los seres humanos, tenemos que vernos iguales, reconocernos como gente bonita, chévere, alegre y productiva, y es así como debemos ver a la naturaleza, como nuestra casa, porque somos parte de la naturaleza”.

Es por ello, que para Barreto cuando hablamos de ecosocialismo nos metemos todos adentro. Esa es la idea, somos parte de la naturaleza, somos animales que están ahí con unas características particulares y que estamos alterando la tierra como otros animales lo han hecho. Lo que pasa es que lo estamos haciendo en este momento de una manera que es irracional e insostenible, y el reflejo de esa insostenibilidad está en la pérdida de la diversidad biológica. El número de especies que han desaparecido en los últimos cien años no tiene comparación con los niveles de extinciones históricos y geológicos.

En este orden de ideas, citó que “en la historia de la vida, vamos a decir que desde hace 3.500 millones de años para acá han habido cinco extinciones masivas, en las cuales hubo un período particular con porcentajes altísimos de desapariciones de especies, por equis razones. Nosotros calculamos, vemos los números y lo llevamos al tiempo presente, y nos damos cuenta que en este momento estamos viviendo un sexto proceso de extinción masiva”.

Aseguró que este proceso tiene dos diferencias con respecto a los otros: primero la velocidad con que está ocurriendo, ya que la última extinción masiva fue la de los dinosaurios cuando hubo una serie de cosas que hicieron que desaparecieran muchas especies, ese proceso duró millones de años. Sin embargo, nosotros estamos presenciando una extinción parecida pero en 200 años, producto de una sociedad, de la actividad humana porque los humanos han explotado los recursos de manera irracional, han acabado con el ecosistema, han contaminado agua, cielo y nosotros podemos ver fotos de animales que ya no existen.

“Tal es el caso del lobo de Tasmania que fue el último que se murió en Londres y para siempre, y así miles de especies. Eso es un reflejo de esa crisis del capitalismo que ha llevado a esa destrucción masiva de especies”, comentó.

Por otro lado afirmó, que otro reflejo de todo esto es el cambio climático producto de la actividad humana. “Hay que tomar las medidas a nivel global algo que no pareciera querer tomar el capitalismo. Estamos en una coyuntura muy fuerte que nos da dos alternativas: una nos echamos a morir porque el mundo se va a acabar, y nos vamos de rumba a gozar la última noche, o tratamos de hacer algo nosotros desde acá por nuestras hijas, hijos, nietas y nietos”.

A los presentes les motivó diciendo que “lo que ustedes están haciendo hoy acá pareciera una cosita mínima, pero que tiene un gran impacto y lo va a tener mucho más en la medida en que cada uno de ustedes lo asuman. La enseñanza va a ser mejor cuando la enseñemos y no cuando la impongamos. La enseñanza empieza por casa”.

Finalmente, reflexionó “Vamos a sentirnos orgullosos de lo que hacemos. Tenemos que estar convencidos para dónde vamos, con alegría estamos venciendo y vamos a seguir venciendo”.

Prensa Ecosocialismo y Aguas / Belkys Ceballos

Fotografía: Javier Campos