Prensa Ecosocialismo y Aguas/Anzoátegui/09.03.2016.- Para supervisar los niveles del río Neverí, el Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), conjuntamente con Hidrocaribe, realizó una inspección en la cuenca baja del afluente, específicamente en las cinco áreas de captación de agua cruda que están permisadas por la institución en el estado Anzoátegui.

Edgar Mata, director estadal del despacho ambiental, precisó que el recorrido permitió visibilizar los efectos que ha generado el fenómeno El Niño en el Neveri, afluente que abastece el agua que se distribuye para el consumo humano a los cuatro municipios de la zona norte de Anzoátegui (Bolívar, Sotillo, Guanta y Urbaneja).

“En comparación con otros años el caudal del río se ve disminuido. Esto por los tres años seguidos con baja incidencia de precipitaciones. Además, estamos en el mes de marzo, que es quizás uno de los más calurosos de la temporada seca, y en el cual históricamente se registran picos en el incremento de las temperaturas”.

Mata, detalló que también se pudo observar una importante acumulación de troncos caídos y plantas acuáticas como la bora, que en tiempos de sequía se consideran perjudiciales.

“La acumulación de la bora impide la oxigenación del agua, fenómeno que se produce cuando los rayos solares entran en contacto con el líquido rompiendo de esta manera la formación molecular del H2O. Es así como se libera el oxígeno que beneficia a la fauna y otras plantas acuáticas propias del lecho del río. Además, la bora frena el caudal de los afluentes y provoca en algunos casos la nitrificación, que no es más que la descomposición del agua y por ende la pérdida de su calidad”.

Asimismo, el director regional expuso que para optimizar las condiciones del cauce y mejorar la eficiencia de las captaciones de agua cruda, de las cuales dependen empresas públicas y privadas para su funcionamiento, se tiene previsto diseñar un plan de acción para el mantenimiento del río que incluirá el retiro de la bora y árboles caídos, y en algunos casos la ejecución de dragados para eliminar la acumulación de sedimentos.

Igualmente, recordó que de acuerdo con la información aportada por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), se tiene previsto que el período de lluvias para esta zona del país se inicie entre los meses de mayo y junio.

“En todo caso nuevamente le hacemos un llamado a la colectividad a no malgastar el agua y hacer un uso eficiente de la misma. En el Minea estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para garantizar que el aprovechamiento se haga de manera sustentable, en aras de satisfacer las necesidades humanas. El vital líquido para el abastecimiento de la población es nuestra prioridad”.

Prensa Ecosocialismo y Aguas / Rosa Ortega