Prensa Ecosocialismo y Aguas / 27.11.2015.- En el contexto de los acuerdos de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), se realizó el IV Seminario sobre Recursos Hídricos de la Amazonía Venezolana, una Visión Estratégica desde el Ecosocialismo, en la ciudad de Puerto Ayacucho, municipio Atures, estado Amazonas.


El ministro del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto, proporcionó información sobre el tema con planteamientos sobre el manejo de los recursos hídricos y biodiversidad en la cuenca amazónica de América del Sur, tomando su importante reservorio acuífero, de diversidad biológica y cultura, así como de alimentos y fuentes de medicinas en la zona.

Barreto, destacó “que el manejo del territorio debe implicar, a su vez, un manejo de la soberanía, respetando la cultura ancestral de los habitantes originarios de la zona, lo cual busca garantizar el uso sustentable de los recursos naturales existentes en la región”.

Soberanía en la frontera amazónica

En cuanto a las acciones de resguardo y soberanía en esta área estratégica limítrofe con Colombia, el Mayor General (FANB) Gerardo Izquierdo Torres, ministro de Estado y jefe de la Misión Socialista Nueva Frontera de Paz, manifestó sobre las tareas y misiones asignadas en la Zona de Excepción (N° 08) en Amazonas, “para evitar que salgan del territorio nacional los alimentos, medicinas y combustibles, amenazados por fuerzas paramilitares y pretensiones imperiales”.

Anunció el trabajo conjunto entre las instituciones del Estado y las FANB, a fin de “frenar este desangre que pretenden realizar los enemigos de la República sobre los intereses soberanos de nuestro pueblo, la paz y el buen vivir de todos los venezolanos, en especial los que habitan el municipio Atures del estado Amazonas”.

Una visión ecosocialista de la Amazonía

El viceministro de Gestión Ecosocialista de Ambiente del Minea, Jesús Manzanilla, durante su intervención en el foro sobre la importancia estratégica de la Amazonía en América Latina, explicó sobre el nuevo enfoque ecosocialista que propone la apropiación de los conocimientos amazónicos y su evolución para lograr su conservación.

En este sentido, Manzanilla puntualizó que “la selva amazónica es el bosque tropical más extenso del planeta, y de los diez países considerados megadiversos a nivel mundial, cuatro se encuentran en la cuenca amazónica, por lo que la ubican como la más megadiversa del planeta”. Agregó, que “solamente en el ámbito de las plantas superan las 30.000 especies, mientras que se encuentran más de 2.000 de peces y 500 de reptiles”.

“Nosotros como venezolanos de los pueblos indígenas siempre hemos vivido en el Amazonas, por lo que tenemos derecho ancestral a convivir en este ecosistema, pero tenemos el deber de conservarlo para las generaciones futuras desde la visión ecosocialista”, dijo.

Expresó Manzanilla, que en la región se encuentran yacimientos de minerales estratégicos como oro, plata, diamante, coltán, sin embargo, acotó que el elemento más estratégico del planeta es el agua, por lo que ubican a la región como epicentro de la avaricia de las corporaciones internacionales capitalistas, catalogando este hecho una amenaza para la vida en la Amazonía.

La Amazonía el reservorio de agua más codiciado

Asimismo, afirmó que “la biodiversidad no puede existir sino se defiende el agua”, al tiempo que señaló que los recursos acuíferos están dispersos en el mundo y sufren transformaciones, y apuntó que particularmente en Suramérica se encuentra el complejo acuífero de la Triple Frontera del Paraná (Paraguay, Brasil y Argentina), la cuenca del Amazonas (Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, Guyana, Surinam y Brasil) y la cuenca de Marañón (Perú) conformando “el reservorio de agua más grande del planeta”.

Precisó que la restitución de los acuíferos del América del Sur, es de 150 kilómetros cúbicos, es decir que cada año se repone esa misma cantidad de agua en las cuencas, equivalente a la cifra necesaria para suplir el consumo del vital líquido de los Estados Unidos anualmente, que representa 5 veces el de Suramérica.

Analizó que de acuerdo a los estudios científicos, ni la comunidad europea, ni EEUU, tienen capacidad de reposición del recurso hídrico, por lo que planteó una interrogante para la reflexión ¿De dónde saldrá el agua para el consumo de estos países?

Finalmente, hizo un llamado a valorar fronteras desde la independencia y soberanía, respetando la naturaleza conviviendo con ella y respetando la visiones ancestrales, como un legado del Comandante eterno Hugo Chávez, que continúa el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, plasmado en el Quinto Objetivo Histórico del Plan de la Patria 2013-2019.

Tratado de Cooperación Amazónica

El Tratado de Cooperación Amazónica (TCA) fue firmado en Brasilia, Brasil el 3 de julio de 1978, por los ocho países amazónicos: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Suriname y Venezuela.

TCA es un instrumento jurídico de naturaleza técnica con miras a promover el desarrollo armónico e integrado de la cuenca, como base de sustentación de un modelo de complementación económica regional que contemple el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes, y la conservación y utilización racional de sus recursos.

En el acto participaron los ministerios del Poder Popular para Pueblos Indígenas, Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Salud, Minea, además de la Fiscalía General de la República y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), entre otros.

Prensa Ecosocialismo y Aguas / Edwards Mendoza