Una vez más Aguas de Mérida C.A. ha tenido que asumir su trabajo en situación de emergencia ante las fuertes lluvias que han azotado la geografía regional por lineamientos expresos del Gobernador Alexis Ramírez, en esta ocasión correspondió una intensa acometida en el municipio Sucre, luego que las precipitaciones incidieron en una obstrucción y desviación del caudal que se dirige al dique toma de Rio Negro, afectando de manera directa a la comunidad de Villa Libertad.

Los detalles de esta información corresponden a Edgar Mora, sub gerente de Aguas de Mérida en el municipio Sucre, quien detalló, “Nos vimos en la necesidad de desviar el caudal para evitar la obstrucción a nivel del dique toma, esto ocasionó que la planta de Villa Libertad tuviera que parar en sus funciones”.

Mora explicó que era tan grande la magnitud de las lluvias que impidió el acceso a maquinaria y al personal para restablecer el servicio, que de paso, no presentaba condiciones aptas para el tratamiento, hubo que esperar a que mejoraran los parámetros de turbiedad. Ayer los equipos técnicos se dirigieron al sitio para ejercer un trabajo incesante, brindado el servicio de agua en Villa Libertad en bloques desde las 8 hasta las 10 de la noche y así poder cumplir con el almacenamiento necesario el día de hoy.

De esta manera se ha demostrado una vez más, el compromiso social, solidario y responsable que tiene la empresa hídrica regional para atender a todas las comunidades de manera fehaciente. Edgar Mora presenta sus disculpas a todos los habitantes de Villa Libertad, quienes entienden que esta alteración del servicio normal se debió a estrictas causas naturales.

El sub gerente de Aguas de Mérida en el municipio Sucre, aseguró que la obra que se adelanta en el acueducto La Tostós, no se
vio afectada en lo absoluto, gracias al buen trabajo de las políticas de ingeniera de la empresa estatal.

Prensa Aguas de Mérida