Euro Carrasquel, perteneciente a una Mesa Técnica de Agua en “San Juan de Los Morros” cambio su vida y la de su comunidad con voluntad y constancia

Dice una canción que “para poder seguir hay que empezar todo de nuevo”, mucha gente intenta, a lo largo de su vida, volver a comenzar, es una aspiración de muchos el reinventarse. Sin embargo, para hacerlo con éxito, debes tener la determinación y disciplina de Euro Carrasquel, quien intentando modificar su destino para sobrevivir, terminó dándose cuenta que nunca es tarde para encontrar el verdadero camino de la vida, ese que se parece a lo que uno sueña.

Euro Carrasquel, perteneciente a la Mesa técnica de agua, La California II de San Juan de Los Morros, Municipio Rosas, lleva algunos años trabajando por las mejoras de su vida y las de su comunidad donde reside desde el año 2005. Volver a empezar es una tarea titánica; todo comienzo es difícil. Oriundo del estado Amazonas, el señor Carrasquel conoció a su esposa en San Juan de los Morros, donde se casó y tuvo 3 hijos comenzando una existencia compartida plagada de obstáculos.

Cuando llegó al terreno donde ahora tiene su casa en San Juan de los Morros, éste era un lugar despoblado, abandonado. Su familia y 79 más, aproximadamente 200 personas, comenzaron sus vidas allí con el proyecto de crear una comunidad nueva. En este lugar, no tenían ninguno de los servicios básicos: ni luz, ni agua, así que se dieron a la tarea de organizarse en los Comité de tierra urbana, para luego crear Consejos Comunales: “En el año 2005 hicimos asambleas, y creamos el proyecto para poder solventar nuestras carencias de agua potable. Nos presentamos Hidropáez y ellos nos asesoraron”, cuenta.

El primer proyecto que les fue aprobado, fue la instalación de mil metros de tubería, que fue ejecutada con los recursos del Estado y el esfuerzo de la propia comunidad, en los ratos libres, medio día, en las noches, de madrugaba, cada quién tenía una tarea específica y disponía el momento en que la podía realizar.

Luego del “IV encuentro de las Mesas Técnicas de Agua” con el presidente Hugo Chávez, les fueron aprobados otros recursos que le permitieron hacer más de 7000 metros de tubería, casi 8 kilómetros, un tanque de almacenamiento de 300 mil litros de agua, y una estación eléctrica. De igual modo, les fue aprobada la construcción de 93 viviendas, que culminaron en el año 2008.

La comunidad donde vive el señor Carrasquel, se ha ido transformando, a la par que él mismo, no sólo por los proyectos que han desarrollado, también por el modo de vivir, de sentirse en la sociedad: “Antes me sentía un ser invisible, a nadie le importaba lo que uno era, hoy en día me siento incluido, todo es diferente. Ahora compartes con un vecino porque esta experiencia nos enseñó a conocernos” recalca.

Nuevos Proyectos

Actualmente, el señor Carrasquel trabaja en los estudios para realizar un proyecto de sistema de riego, porque en la comunidad, una actividad paralela que se lleva a cabo es la siembra: “Sembramos de todo: tomate, ají, pimentón, lechuga, ocumo, mandarina, naranjas” afirma, para su consumo y su comercialización de forma interna.

Sobre los cambios de su vida, tan radicales en los últimos años, afirma que para volver a empezar solo hace falta tener la disposición y el apoyo de la sociedad: “Uno cree que no sabe, pero si sabe. Tú crees que tú no sabes cocinar, pero si se te llega el momento y crees que la solución de tu hambre es cocinar, vas y cocinas, y lo haces bien porque eso es para ti. Algunas personas del pueblo somos ingenieros sin título, cocineros sin título, profesionales sin título” afirma y quizás tenga razón, después de todo, terminó reinventando su destino al darse a sí mismo una segunda oportunidad.

Prensa Hidroven