05/10/2017.- Como parte de las estrategias para garantizar el servicio de Agua Potable en la región del estado Falcón, el Gobierno Bolivariano, y sus Instituciones, implementaron el Plan Casimba cuyos objetivos consisten en la recuperación de pozos abandonados de agua dulce como fuentes alternativas de agua potable, el desarrollo de micro acueductos como redes de abastecimiento autónomo y soberano, complementario al acueducto del Sistema “El Falconiano”, y el fortalecimiento del poder popular a través de la consolidación de una gestión comunal del agua en Paraguaná.

Al respecto, Hidrofalcón, filial de Hidroven, ente adscrito al Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas (Minea) junto a las Mesas Técnicas de Agua (MTA), acompañados por otros sectores nacionales y de la entidad falconiana; participaron en la implementación y puesta en marcha del Plan Casimba, dando así respuesta a la emergencia de Agua potable que sufre la Península de Paraguaná, beneficiando a 13.368 habitantes pertenecientes a 53 consejos comunales y 20 comunas de la Península, con 139 pozos que hasta los momentos se han determinado y caracterizado de manera preliminar.

Este plan está dirigido por un grupo de profesionales, entre los que se encuentran el ingeniero Ediccio Ramírez del Centro de Estudios Ambientales e Integración Socio Educativa de la UBV, la doctora Luz Sánchez del Laboratorio de Manejos de Cuencas del IVIC, el doctor Luis Sánchez del Centro de Investigaciones de Recursos Hídricos de la Unefm y el ingeniero Roberto Primera de la Universidad Bolivariana de los Trabajadores “Jesús Rivero”.

En palabras de, Ediccio Ramírez, profesor de la UBV, manifestó que el Plan Casimba permitirá abordar la problemática del agua como “un elemento integrador e impulsador de una oportunidad para fortalecer el Poder Popular y la gestión comunal de agua, con el fin formar un sistema de seguridad que pueda servir de contingencia a las sequías recurrentes a las que es sometido nuestro territorio”.

Por su parte, la doctora Luz Sánchez, representante del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), expresó que “la importancia del agua, está vinculada a la salud y el desarrollo del pueblo paraguanero, de ahí la necesidad de la creación de este plan”. Asimismo, se prevé instalar en comunidades urbanas cercanas al mar, plantas desalinizadoras de pequeña y mediana escala con capacidad de potabilización de 480 mil litros por día de agua de mar, con autonomía energética suministrada por aerogeneradores y paneles solares de la empresa Unerven, ubicada en la Zona Franca de Paraguaná.

Prensa: Hidroven / Fotos: Minea / con contenido cortesía: Prensa Falcón