Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Hidrollanos, 27.03.2017. El pasado lunes, 20 de marzo de 2017, en la sede administrativa de Hidrollanos, ubicada en San Fernando de Apure, en conjunto con FUNDAUC, se dio inicio al curso de geotecnia para las vías urbanas, como parte del proceso de capacitación laboral en el cuerpo profesional y técnico de la hidrológica.

El diplomado, avalado por la Universidad de Carabobo, está planificado para impartirse en un mixto de clases presenciales y actividades vía internet, también contará con la obligatoria participación de los cursantes en algunas obras propuestas para poner en práctica los conocimientos aprehendidos.

Según palabras de Henry López, facilitador de la materia, es fundamental el contenido a desenvolver pues revela aspectos y datos importantes para el tratamiento eficiente de las vías urbanas en proyectos vinculados a la competencia de la hidrológica.
Asimismo, compartió sus basamentos metodológicos desde los que parte su enseñanza: “Ante todo, la ingeniería encuentra sus pilares en tres factores vitales; el desarrollo de los conocimientos previos, la aplicación de la sana práctica, es decir, el seguimiento de lo que por costumbre ha dado resultado, y por supuesto, todo enmarcado en la buena ética laboral. Si un proceso de ingeniería carece de algunos de estos pilares, no sirve” concluyó.

Cuestionado acerca de la funcionalidad teórica y práctica del curso, el ingeniero aseveró y reafirmó la importancia del mismo: “El 99% de las obras de una empresa hidrológica, son instalaciones de tuberías en la vía pública. Una mala gestión de los conocimientos geotécnicos puede ocasionar problemas graves en las vías e interrupciones en el tránsito terrestre. Por tanto, la aplicación de este diplomado en una hidrológica es determinante”.

En cuanto a la secuencia correcta de aprendizaje, el ingeniero comentó que inicialmente debían forjar los conocimientos teóricos preliminares, para luego llevarlos a la práctica en tareas de excavación y exploración del subsuelo. Por último, conversó un poco acerca de la recepción que ha tenido el diplomado dentro de la empresa, resaltando los matices positivos como el compañerismo entre los participantes: “Me encuentro cómodo en la labor pues no es la primera vez que interactúo con este grupo humano, quienes se han mostrado interesados en todo momento, ya sea interviniendo o solventado cualquier duda que pueda generarse”.

Guillermo Aguilar, miembro cursante del diplomado, tuvo unas palabras de elogio hacia la actividad y su propósito: “Me ha parecido una estrategia efectiva, pues aprendemos muchísimo sobre los movimientos de tierra, granulometría, la mecánica de suelos, sus tipos y composición; que es la base de gran parte de la ingeniería civil. Por supuesto, todo en virtud la sincronía de este con los anteriores dos diplomados que cursamos, los cuales fueron acerca de cloacas, drenajes, y acueductos, respectivamente” aseguró.

Aníbal Aguilar, presidente de Hidrollanos, encontró tiempo para responder algunas preguntas en torno al curso, del que, dicho sea de paso, es participe. Haciendo referencia a la importancia del diplomado, el presidente resaltó que la empresa tiene el deber de facilitarle a su recurso humano la instrucción necesaria para el crecimiento profesional y competente al área de la hidrológica, creando un acto de reciprocidad, pues ambas partes se benefician del conocimiento adquirido. Continuando con la premisa, consideró que este diplomado, siendo el tercero, funge como el cierre del ciclo de formación en el área de la mecánica de suelos.

El presidente concedió algunos datos con respecto a la cantidad de miembros participantes y su perfil, y es que en total hay 21 trabajadores cursando el diplomado, estos, fueron seleccionados considerando sus estudios superiores, dando preferencia a ingenieros. Sin embargo, se dio cabida a técnicos superiores que pertinentemente necesitasen de los conocimientos a impartir para el correcto desarrollo de sus actividades y roles dentro de la empresa. Para finalizar, el ingeniero Aníbal enfatizó la meta detrás de la ejecución de las actividades académicas: “Queremos proporcionarles las herramientas correctas a nuestro personal, para moldear profesionales capaces de hacer su labor eficientemente”.
Humberto Briceño/ Estudiante de Comunicación Social, Pasante de Hidrollanos.