Durante casi 20 años, el mayor negocio en el urbanismo Nueva Casarapa, estado Miranda, fue la venta de agua mineral, puesto que una de las mayores “ventajas” que le ofrecían a los posibles propietarios, era el servicio privado de agua potable, proveniente de pozos, promesa que fue incumplida porque nunca el vital líquido fue de calidad.

El Gobierno Bolivariano, en aras de unir esfuerzos para lograr la mayor suma de felicidad posible a nuestro pueblo y ante la solicitud de la comunidad, decidió incorporar al acueducto Guarenas-Guatire, a los 33 mil habitantes de Nueva Casarapa, asumiendo desde el 13 de agosto de 2013, la operación y mantenimiento de ese acueducto privado, a través de Hidrocapital.

Desde ese momento, la hidrológica asdcrita al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, ha continuado con diversas acciones como, obras de mantenimiento correctivo y preventivo en las redes, en las tres estaciones de bombeo, demás equipos y dispositivos, que antes eran administrados por Hidrocasarapa.

Pocos meses después se logró incorporar a la red baja de Nueva Casarapa al acueducto de Hidrocapital, beneficiando con agua proveniente del sitema Taguaza a mas de 20 mil habitantes de nueve condominios: El Tablón, El Trapiche, El Alambique, El Cañaveral, El Fortín, La Rivera, La Molienda, La Siembra, Los Cantaros.

1300 metros para red alta

En el marco del Plan Nacional de Agua 2013-2015 impulsado por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en febrero del 2014 se iniciaron los trabajos de construcción de la red principal de distribución para la parte media y alta de la referida urbanización, obra con la cual también se brindará servicio al nuevo desarrollo habitacional que edifica la Gran Misión Vivienda Venezuela en la urbanización Cloris.

La nueva aducción Taguaza – Nueva Casarapa, aporta 110 litros de agua potable por segundo al acueducto de Nueva Casarapa, constituido por 8.350 viviendas, permitiendo prescindir de los pozos y de la planta de tratamiento, dando solución definitiva a un problema que generó una constructora privada que buscaba solo un beneficio mercantil y no la calidad de vida de los y las ciudadanas.

El 15 de agosto de 2014 culminó la obra que consistió en la colocación de 1.300 metros de tubería de 16 pulgadas e implicó una inversión que superó los 35 millones 600 mil bolívares; para ello, se realizaron todas las pruebas técnicas, de calidad y de calibración, con las que se logró la estabilización de todo el acueducto de Nueva Casarapa.

Con la incorporación al Acueducto Guarenas-Guatire, los habitantes de Nueva Casarapa recibirán el servicio a través de ciclos de abastecimiento de almenos cuatro días a la semana, tal como ocurre en el resto de las urbanizaciones del mismo eje. Es importante señalar que el pago oportuno del servicio de agua, garantizará una mejor distribución, abastecimiento, por parte de Hidrocapital, quien responde eficazmente al llamado de la comunidad garantizándole el vital líquido, que es un Derecho Humano.

Prensa Hidrocapital