Prensa Hidrofalcón.- El presidente de Hidrofalcón, Andrés Lugo, informó que con las lluvias vividas en el estado Falcón los reservorios El Mamito, El Cristo y Mapará recuperan su nivel de agua.

Lugo señaló que los embalses de Hueque, Barrancas y El Isiro mantienen un bajo nivel de almacenamiento de la cota necesaria para normalizar su funcionabilidad.

“Nos mantenemos monitoreando permanentemente los embalses del estado Falcón y la cota de aumento o disminución de estas fuentes que nos permiten suministrar agua a los distintos ejes de la geografía falconiana”, dijo.

Lugo manifestó “en cuanto al tema de almacenamiento de agua en los embalses, el volumen que estamos manejando no nos permite mantener la continuidad en el suministro, lo que nos ha obligado a continuar con la entrega cada 10 días, ya que a pesar de que ciertos embalses se están recuperando, en el caso de Hueque, Barrancas y El Isiro la disponibilidad de agua aun es muy poca”.

Expresó que la cota actual de El Isiro es de 2,70 metros de reserva, pero para recuperarse completamente debe ganar unos 20 metros de altura, por lo que seguirán manteniendo el esquema de distribución de agua establecido el pasado mes de octubre, para garantizar la entrega del recurso hídrico a la población que se abastece de este sistema.

Sin embargo, el presidente de Hidrofalcón se mostró optimista con el periodo de precipitaciones, pues según los pronósticos aún cuando se han alejado de la entidad, se espera que para el 2017 se produzcan con mayor intensidad. “Esperamos que para marzo y abril del próximo año se generen nuevamente las lluvias y podamos ganar un mayor nivel de almacenamiento”, indicó.

Reparaciones a los sistemas de aguas potable y servida

El gerente de Hidrofalcón anunció que se tienen ubicados varios puntos para realizar las reparaciones a sistemas de aguas potable y servida que se han ocasionado en la ciudad, por lo que en los próximos días se habilitará un frente de trabajo integrado por Fundaregión, Minfra, la gobernación del estado e Hidrofalcón, para atacar estas contingencias.

Explicó que las roturas que presentan los acueductos son a consecuencia de la presurización de las líneas por los días sin carga de agua, esto hace que se acumulen partículas de aire que a su vez provocan choque al momento de cumplirse el esquema de suministro y que a pesar de realizar maniobras previas para descargar el aire, en algunos casos siguen presentándose las averías.

En relación a los sistemas de aguas servidas, indicó que las lluvias producidas desaguan en los colectores y al saturarse rebosan provocando la caída del colector, lo que amerita ejecutar los trabajos de excavación y sustitución de la tubería para solucionar el problema.