Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques, 21.12.2015.- El pasado domingo 20 de diciembre se celebró el Día Internacional de la Solidaridad Humana, designado así por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y no hay duda de que Venezuela durante los últimos 15 años del Gobierno Bolivariano, ha sido la primera en manifestar a través de comunicados, acciones concretas y de viva voz de sus principales dirigentes, su solidaridad con países que presentan altos índices de pobreza, problemas de salud pública y dificultad en el acceso a los alimentos.

Asimismo, Venezuela se ha caracterizado en los últimos tiempos por ser uno de los primeros gobiernos en enviar aviones con alimentos, medicinas y agua potable a países que han sufrido terremotos como Haití y Chile. También, a la hora de manifestaciones naturales como los huracanes, la patria de Bolívar activa su solidaridad humana en pro de atender a los más afectados.

Igualmente, la nación venezolana da muestras de solidaridad humana al manifestar de forma diplomática su respaldo a los países víctimas de golpes de estado, injerencia internacional, hechos violentos y desastres naturales. Tales han sido los casos de Honduras con la usurpación al poder del entonces presidente Manuel Zelaya en el 2009, los constantes ataques de la derecha mundial contra el gobierno de Rafael Correa en Ecuador, así como los recientes planes imperialistas contra Argentina y Brasil.

El tema de la ONU

Según muestra la página de la ONU, el tema para 2015 es: prosperidad y progreso compartidos y basados en la solidaridad mundial. Este año, la celebración del Día Internacional de la Solidaridad Humana llega después de que los líderes mundiales adoptasen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que constituye un programa nuevo e inclusivo -después de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)- para erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar la dignidad para todos.

El nuevo programa de los ODS pone en el centro a la persona y al planeta, se apoya en los derechos humanos y está respaldado por una alianza mundial decidida a ayudar a la gente a superar la pobreza, el hambre y las enfermedades. Se forjará por tanto sobre la base de una cooperación y solidaridad mundiales.

La solidaridad se identifica en la Declaración del Milenio como uno de los valores fundamentales para las relaciones internacionales en el siglo 21 y para que quienes sufren o tienen menos se beneficien de la ayuda de los más acomodados. En consecuencia, en el contexto de la globalización y el desafío de la creciente desigualdad, el fortalecimiento de la solidaridad internacional es indispensable.

Convencida de que la promoción de la cultura de la solidaridad y el espíritu de compartir es importante para la lucha contra la pobreza, la Asamblea General proclamó el 20 de diciembre como Día Internacional de la Solidaridad Humana.
A través de iniciativas como la creación del Fondo Mundial de Solidaridad para erradicar la pobreza y la proclamación del Día Internacional de la Solidaridad Humana, este concepto fue promovido como crucial en la lucha contra la pobreza y en la participación de todos los interesados pertinentes.

Prensa Ecosocialismo y Aguas / Inparques