Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Mérida/ 16.03.2016.- Con la finalidad de poner orden en el aprovechamiento hídrico en Mérida, el Estado Mayor del Agua hizo valer su condición de ente dinamizador del orden ambiental y procedió a desactivar 8 tomas no autorizadas, ubicadas en la línea de aducción, entre el dique toma y la planta potabilizadora Enrique Bourgoin, que generaban pérdida de caudal en la comunidad El Vallecito, informó el presidente de Aguas de Mérida C.A., Omar Gutiérrez.


La comisión que emprendió la tarea estuvo integrada por la Gerencia Integral de Obras y Operaciones, conjuntamente con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y personal del Departamento de Producción de la planta Enrique Bourgoin, además de dos cuadrillas del Departamento de Mantenimiento de la Subgerencia de Libertador de Aguas de Mérida C.A., encabezada por Edgar Mora, que se abocaron a hacer el recorrido por la mencionada línea.

Gutiérrez, refirió que “con esto se dio continuidad a una sentencia del Tribunal Agrario, en la cual la empresa hidrológica regional, al tanto de la variable actual del fenómeno El Niño y su afectación directa a la ciudad de Mérida, nos vimos en la obligación de desincorporar tomas que en estos momentos no cuentan con ningún permiso”.

El servidor destacó, que se hicieron algunas revisiones de fugas que persisten en el tubo matriz o en la línea de aducción, que serán atacadas esta semana porque se necesitan otros materiales y maquinaria para retroexcavación, lo que garantiza el grado de compromiso que tiene el Estado Mayor del Agua en la búsqueda de soluciones sólidas.

Gutiérrez mencionó, que fue un trabajo fructífero, con la participación de todos, considerándose como importante que no hubo ningún inconveniente con la comunidad para desactivar las 8 tomas ilegales, donde se colocaron planchas, las cuales fueron soldadas por el servicio electromecánico de la Subgerencia del municipio Sucre.

“Mantendremos recorridos permanentes en función de sembrar cultura en la comunidad que allí habita, entendiendo que las líneas de aducción no se deben intervenir, ya que esto viene directamente por normas de Hidroven, además se consolidará un cronograma semanal de recorridos por esa línea de aducción, y todo el trayecto entre planta y los estanques de almacenamiento, para evitar la pérdida de caudal que imposibilita los registros de llenado”.


Prensa Ecosocialismo y Aguas / Con información Aguas de Mérida