San Cristóbal, 23 de marzo de 2017: Ante las declaraciones ofrecidas por el alcalde del municipio Pedro María Ureña, Alejandro García, en torno al funcionamiento de la Planta de Potabilización de Cordero y el desperdicio de 600 litros de agua por segundo, el presidente de Hidrosuroeste Jacinto Colmenares, calificó de falsas tales acusaciones al explicar que el funcionario no tiene el mínimo conocimiento de cómo funciona un Acueducto.

Explicó que las declaraciones de García, en las que asegura, sin ningún fundamento, que Hidrosuroeste desperdicia 600 litros por segundo debido a falta de mantenimiento y al no remplazo de la tubería del Acueducto Regional del Táchira (ART), demuestra una sola cosa, la necesidad de producir pánico en la población a través de informaciones malintencionadas.

“Tristemente el alcalde de Ureña dio unas declaraciones que pueden ser interpretadas como terrorismo mediático, no sabemos que está buscando este señor asustando a la población de Ureña, al manifestar que nosotros en la Planta de Cordero estamos botando 600 litros por segundo”, precisó.

Colmenares aprovechó para informar al alcalde que “el funcionamiento de la Planta de Potabilización de Cordero tiene un diseño para potabilizar 4000 litros de agua por segundo, no podemos agregarle más de esta cantidad ya que estaríamos dañando la estructura”.

En este sentido refirió que la Hidrológica distribuye en condiciones normales el caudal de la siguiente manera: 2600 litros para Línea Cordero-San Cristóbal, 1300 litros para la Frontera y Zona Norte (Línea que abastece a los municipios Capacho Nuevo y Viejo, Bolívar , Guàsimos, Cárdenas, Pedro María Ureña, Lobatera, Michelena y Ayacucho) , y 100 para Cordero, y que García no tiene en cuenta que la aducción que lleva el vital líquido a Ureña tiene un diámetro de 20 pulgadas con una capacidad de 400 litros por segundo, que se reparten de la siguiente manera: 100 litros aproximadamente para San Antonio, en tanto unos 250 o 300 respectivamente se envían al municipio Pedro María Ureña permanentemente.

“No se pueden enviar para la frontera más de 400 litros por cuestiones de diseño, hacer esto es generar que las tuberías trabajen a mayor esfuerzos y se puedan presentar daños, nosotros tenemos un medidor en Lomas Bajas que nos registra diariamente que para Ureña se envían un estimado de 300 litros, dejando el resto para San Antonio, el cual además del aporte del ART se surte del Acueducto Rural de el Mesón.

En materia de captaciones, Colmenares expuso que la empresa puede recibir de las 6 principales fuentes de agua que funcionan en San José de Bolívar y Queniquea una media de entre 6 mil o 7 mil litros, de los cuales sólo pueden ser incluidos 4000 litros/seg debido a las especificidades de la Planta de Cordero, por lo que exhortó al alcalde asesorarse mejor, pues este vital líquido no es desperdiciado, pertenece al denominado caudal ecológico y al no entrar a la planta sigue su curso natural.

Finalmente hizo un llamado a García, pues con base en suposiciones no se pueden hacer afirmaciones tan delicadas, pues del mismo alcalde de Ureña circulan rumores de propiedades en tierras fronterizas y contrabando, pero por ser sólo eso suposiciones no deben ser tomadas con credibilidad, es por esto que no se deben emitir declaraciones sobre la Planta de Cordero cuando el alcalde de Ureña jamás se ha tomado la molestia de visitar la misma.

“Señor alcalde, deje el terrorismo mediático, si usted desea repetir como alcalde póngase a trabajar y no a acusar a las empresas y organismos Bolivarianos que si estamos trabajando, y si va a la Fiscalía, allá lo esperamos para denunciarlo por terrorismo mediático y que nos compruebe que estamos botando 600 litros”, finalizó.