Ante los rumores de un posible Cronograma de Sectorización implementado por la Empresa Socialista del Agua en el Táchira, el General de Brigada Jacinto Colmenares, presidente de Hidrosuroeste informó que a pesar de las condiciones climáticas de la entidad, el aporte de las 6 principales captaciones del Acueducto Regional del Táchira se ha mantenido en completa normalidad, inclusive con caudal sobrante para suministrar del vital liquido a los diversos sectores del Estado, atendidos por Hidrosuroeste.

Señaló que “en esta época del año lo normal es que se presenten altas temperaturas y con ello una disminución en nuestras afluentes lo que nos obliga a aplicar programas de sectorización de acuerdo al caudal disponible. No obstante, mantenemos condiciones óptimas de operatividad y un caudal que oscila en los 4300 litros por segundo (lts/seg) de producción, de los cuales se están enviando 2400 lts/seg por la línea de San Cristóbal, 1300 lts/seg por la de San Antonio y 100 lts/seg en la correspondiente a Cordero”, catalogándose hasta el momento el servicio como manejable. Agregó que en “ocasiones nos vemos en la obligación de suspender el servicio para la ejecución de mantenimientos preventivos y mantenimiento por crisis imprevistas”, dijo.

Indicó que en lo referente a los acueductos rurales o independientes la situación es variable, por cuanto en municipios como Córdoba, Bolívar y Junín ha llovido insistentemente, lo que ha exigido la suspensión de las captaciones que surten a los acueductos de esos municipios, por razones de potabilización y garantía de una entrega óptima del servicio, en tanto en otras localidades se han suspendido por bajas de caudal o escasez de lluvias en la zona”.
El Presidente de Hidrosuroeste puntualizó que aún y cuando en la actualidad no se han presentando condiciones de sequía, hay que tener conciencia comunitaria y ciudadana en la preservación del agua, ya que con el despilfarro del vital líquido le estamos quitando el servicio a otras comunidades; situación que en muchas ocasiones se genera por los botes de aguas menores, y el uso irracional de la misma; como dejar los grifos abiertos, lavar los carros con mangueras en lugar de usar tobos y muchas otras acciones que atentan contra el derecho de otros ciudadanos de disfrutar del servicio.