El agua en la naturaleza no se consigue en estado puro, ya que desde que la lluvia cae a través de la atmósfera y se escurre o se infiltra en la superficie terrestre, va disolviendo constantemente sustancias que pasan a formar parte de su composición. Por ejemplo:

    • En la atmósfera durante la condensación y precipitación, la lluvia o la nieve absorben cantidades variables de dióxido de carbono y otros gases, así como pequeñas cantidades de material orgánico e inorgánico.
    • En el suelo, el agua esta en contacto con minerales y rocas, siendo los principales componentes disueltos en el agua superficial y subterránea los sulfatos, cloruros, bicarbonatos y carbonatos de sodio y potasio, y los óxidos de calcio y magnesio.
    • Los acuíferos poco profundos pueden contener grandes cantidades de compuestos de nitrógeno y cloruros, derivados de fertilizantes utilizados en la agricultura, desechos humanos y animales y por infiltración de aguas salinas. Generalmente, las aguas de los pozos profundos sólo contienen minerales en disolución.

Infografía del Ciclo Vital del Agua. (Hacer clic en la imagen para ampliar)

El concepto de calidad del agua es usado para describir las características químicas, físicas y biológicas del agua. La determinación de la calidad del agua depende del uso que se le va a dar. Es considerada Agua Potable o apta para el consumo humano, toda agua natural o producida por un tratamiento de potabilización, que cumpla con las Normas Sanitarias de Calidad de Agua Potable. En Venezuela las Normas vigentes están publicadas en Gaceta Oficial Nº 36.395 – 1.998 y están basadas en estudios toxicológicos y epidemiológicos, así como en consideraciones estéticas que presenta la OMS en las Guías de la Calidad del Agua Potable.